CASOS CLÍNICOS

Caso Clínico 4 2018-01-22T11:20:50+00:00

Caso Clínico 4

En la figura 1 vemos la ortopantomografia de una paciente de 41 años con gran enfermedad periodontal, infección  de  las  piezas dentarias, movilidad, dolor y moderado sangrado nocturno de las encías y aunque aquí no se observa presenta mal oclusión en clase III.

En la figura 2 vemos  en   la ortopantomografia  el espacio entre senos maxilares típicamente trapezoidal, siendo prácticamente el único remanente óseo; además presenta un canino incluido (23) en su parte izquierda que nos quita mucho espacio óseo del  ya poco que tenemos del espacio trapezoidal.

En la figura 3 vemos la imagen del estado periodontal  de la paciente, en el presenta movilidad dental, acumulo de placa, supuración de algunas piezas dentales.

En la figura 4 vemos la imagen del perfil lateral  de la paciente en clase III, probablemente de origen por interferencia dental y un antiestetico perfil hundido. La imagen esta tomada antes de las extracciones dentales.

En la figura vemos la ortopantomografia   tras  la intervención en la que hemos instalado 18 implantes: 8 en maxilar superior, con un hueso remanente muy critico y en posición lógicamente muy inclinada: Los implantes están en el espacio entre los  senos maxilares sin invadir a estos. Aunque las corticales mesiales de ambos senos maxilares  fueron empujadas por los formadores de lecho hacia distal y en parte ocupados por los implantes limitantes posteriores.

En la figura 6 vemos la imagen de la emergencia de los 8 implantes  del maxilar superior antes del injerto óseo que lo recubra. Hubo dificultad en la zona del canino incluido pues los implantes atravesaban lateralmente el alvéolo vacío del canino. En general gran dificultad para la instalación de los implantes, lo que se consiguió con retención primaria suficiente y se integraron todos. Para terminar la intervención se cubrió todo con gránulos de HA.

En la figura 6 vemos la imagen de la emergencia de los 8 implantes  del maxilar superior antes del injerto óseo que lo recubra. Hubo dificultad en la zona del canino incluido pues los implantes atravesaban lateralmente el alvéolo vacío del canino. En general gran dificultad para la instalación de los implantes, lo que se consiguió con retención primaria suficiente y se integraron todos. Para terminar la intervención se cubrió todo con gránulos de HA.

En la figura 8 vemos en la imagen el tallado final con el paralelismo conseguido. Se han estrechado los aditamentos para conseguir distribuir las coronas anteriores con un pilar que funcionaría como incisivo lateral (12) en la rehabilitación oral y otro pilar que funcionaría como incisivo central (21).

En la figura 9.  Recordamos que la paciente presentaba una clase III para poner el énfasis que será en la prótesis cerámica donde se hará la compensación que corrija el perfil lateral y la oclusión en clase I. También se ve la prueba de la estructura metálica inferior.

En la figura 10 vemos la imagen del resultado final de la rehabilitación oral  en la que observamos los puntos habituales: todos los contornos en semiluna de las coronas a la misma altura, troneras  de autolimpieza, papilas gingivales  ocupando  las  troneras. Vemos como el incisivo dental (11) es póntico.

En la figura 11 vemos la imagen con el nuevo perfil  lateral  de la paciente. Para terminar de mejorar el perfil se hizo una infiltración de ácido hialuronico en el labio superior.

En el vídeo, vemos la instalación quirúrgica de los implantes de este caso (anestesia general). Este vídeo puede herir la sensibilidad del espectador.

Traducir »